fbpx

El Gobierno y las medidas para atender a los migrantes durante crisis del Covid-19

En el país, según datos de Migración Colombia, viven 1.771.237 ciudadanos venezolanos. Una población que en los últimos años se ha ido integrando al tejido social colombiano y que, a través diferentes medidas de regularización (el PEP y el PEPFF, por ejemplo), se ha convertido poco a poco en parte de la cadena productiva y tributaria del país. Por eso, ante la pandemia del Covid-19, cuyos casos a nivel mundial ya superan el millón, el Gobierno nacional y las autoridades locales y regionales han adaptado las medidas de atención de migrantes al contexto actual.

En un comunicado, el Gobierno reafirmó su compromiso en la acogida, atención e integración de los migrantes venezolanos que llegan a Colombia, a pesar de la falta de recursos actuales. “Este problema se ve acentuado en la coyuntura del Covid-19, lo que obliga a fortalecer los esfuerzos de recaudación y de coordinación entre todos los actores para alcanzar un mayor impacto entre la población afectad”, afirma la comunicación oficial.

Por eso, y con una visión holística del suceso pandémico y sus posibles efectos en la población migrante, se diseñó un plan de seis puntos para atender a los ciudadanos venezolanos en Colombia. Medidas que siguen los protocolos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidos para los Derechos Humanos.

Las medidas son:

  1. Garantía de acceso a salud para población migrante: se estableció una ruta de atención para la población migrante, para que tengan las mismas condiciones que cualqiuer ciudadano colombiano.
  • Adaptación de los programas de cooperación para la atención a migrantes: se están fortaleciendo los programas de entrega de transferencias monetarias multipropósito; se han priorizado a poblaciones vulnerables migrantes para atenciones en agua saneamiento e higiene; se han ajustado los servicios de salud y de alimentación para seguir los lineamientos y protocolos de las autoridades de salud ante esta contingencia; y se tomaron decisiones sobre los albergues, y puntos de alimentación con base en las directrices del gobierno y las autoridades de salud.
  • Atención a población vulnerable migrante: además de las acciones propuestas por el Gobierno, basadas en la oferta social del Estado, se está organizando la distribución masiva en 40 municipios de un soporte alimentación a un grupo de la población que no está dentro dichos programas, entre la cual hay un porcentaje de población vulnerable migrante y de comunidades de acogida. Además, los servicios que se prestan a través del ICBF y del Programa de Alimentación Escolar (PAE) para niños, niñas y adolescentes migrantes siguen en funcionamiento.
  • Manejo responsable y humanitarios de la frontera: se han tomado medidas como el cierre de las fronteras para reducir el riesgo epidemiológico en la frontera. Aun así, se evalúa, en coordinación con autoridades locales, la apertura de corredores humanitarios para casos especiales.
  • Focalización de programas en puntos de alto impacto: se están implementando acciones de ampliación de capacidades y de atención humanitaria priorizada para poblaciones vulnerables migrantes y comunidades de acogida en Villa del Rosario (Norte de Santander), Maicao (La Guajira) y Soacha (Cundinamarca).
  • Mayor coordinación e información: los escenarios de coordinación entre las autoridades locales, organismos humanitarios y de cooperación son fundamentales en el desarrollo del plan, para garantizar la atención de la población vulnerable migrante.

Sobre estas medidas y las perspectivas del país ante la pandemia global, Felipe Muñoz, Gerente para la Migración desde Venezuela de la Presidencia de la República, afirma que: “son muchos los aprendizajes que sacará Colombia de la epidemia del Covid-19, y uno de ellos es reconocer cómo pudimos salir adelante, de forma articulada gobierno nacional, autoridades locales y regionales, sector privado y sociedad civil, para lograr una efectiva integración de la población migrante. Son muchas las oportunidades que se nos abren cuando dejamos de pensar en términos de ellos y nosotros, y encontramos soluciones en conjunto”.

Es de resaltar, también, las diferentes plataformas que existen actualmente para que los migrantes venezolanos puedan informarse y ser atendidos, en caso de requerirlo: