fbpx

Los niños migrantes también cumplen sueños

Colombia también es un país de oportunidades para los menores venezolanos que llegan con sus talentos y quieren brillar. Así le sucedió a Jackson Barreto, de 11 años, quien gracias a una colombiana que lo apoya, pudo presentarse en el programa La Voz Kids y clasificar para la fase de equipos.

Su hermosa voz y ganas de triunfar conmovieron el corazón de los jurados, quienes lo invitaron a unirse a sus grupos. Jackson decidió formar parte del team de Andrés Cepeda y hoy aprende todo lo que él y sus colaboradores le enseñan. La conmovedora nota fue registrada en el portal Migración Venezuela y hoy Colombia Sin Fronteras la reproduce para ti.

Únete a los lectores que quieren conocer cómo Jackson va cumpliendo sus sueños y seguir su aventura en este reality show. Como él, seguramente tú también o más personas que llegan a vivir a Colombia, pueden seguir soñando y no darse por vencidos en el intento. Colombia Sin Fronteras piensa en ti y en contarte las historias que te ayudarán a fortalecer tus ganas de seguir adelante.

 

La conmovedora historia del niño venezolano que canta en La Voz Kids

Por: Nahomi Ruiz Moreno

La colombiana Esther Molina adoptó al pequeño Jackson Barreto luego de verlo por varios días deambulando en las calles de Arauca, y hoy lo ayuda a cumplir su sueño de ser cantante.

 

La potente voz del niño venezolano Jackson Barreto, de 11 años,  resaltó en las primeras audiciones del programa La Voz Kids, el reality de canto de Caracol Televisión, y conmovió al público y a los jurados.

 

Su historia se hizo viral en redes sociales después de su presentación el pasado jueves, cuando pisó el escenario vestido de «charro», acompañado por su tutora legal y a quien llama madrina, la colombiana Esther Molina.

 

Su presentación en el escenario llamó la atención de dos de los jurados, Natalia Jiménez y Andrés Cepeda, quienes pulsaron el botón que da la vuelta a la silla demostrando su interés porque el pequeño hiciera parte de su equipo en la competencia.

 

“Yo antes vivía en la calle. Cómo son las cosas, en mi mente decía: Algún día tengo que ir a ‘La Voz Kids’, y es donde me encuentro”, dijo Jackson entre lágrimas.

 

Esa respuesta del niño conmovió a Natalia Jiménez, quien se dirigió al centro del escenario, lo abrazó y le dijo: “Yo quiero que sepas que aquí no importa de dónde vengas. No importa si vienes de la calle; no importa si vienes de otro país, como yo; no importa si vienes de una situación desagradable o difícil. Aquí siempre hay un espacio para cumplir sueños”.

 

Jackson emigró desde el estado Lara (Venezuela) en compañía de su padre y se asentaron en Arauca. En esta zona fronteriza, el pequeño se la pasaba en la calle, descalzo y sin camiseta. Cantaba en lugares públicos para rebuscarse y ayudar a su padre.

El niño tuvo una conexión especial con Esther Molina después de que ella lo escuchó cantar en su local de venta de celulares en Arauca.  Desde ese momento Molina se prometió ayudarlo e incluso le pagaba a una docente para que le enseñara a leer.

 

Así, los lazos se afianzaron entre el pequeño Jackson y Esther, quien por voluntad propia decidió adoptarlo legalmente a través del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

 

Jackson participa en el programa como parte del equipo de Andrés Cepeda, donde espera seguir cumpliendo sus sueños. Esta es la historia de un niño migrante venezolano que encontró en Colombia a una madrina que lo apoya incondicionalmente.  

¡Hola!
Si ya tienes tu SIMFronteras, ¿En qué te podemos ayudar?