fbpx

‘Venezolanos en Barranquilla’ entrega kits a migrantes embarazadas

Gracias al apoyo de la oficina de Población, Refugiados y Migrantes del Departamento de Estado de los Estados Unidos, más de 600 venezolanos residentes en Barranquilla y Soledad (Atlántico) recibieron kits para cubrir sus diferentes necesidades. Esta jornada benefició a madres gestantes, niños, adultos mayores y familias en general.

Por medio de una organizada gestión y coordinación del equipo de voluntarios que participaron en la jornada y de la experiencia de Venezolanos en Barranquilla, 75 niños recibieron kits escolares, 75 adultos mayores obtuvieron kits con productos de aseo, 125 mujeres embarazas o con hijos recién nacidos se beneficiaron de esta entrega y 400 familias contaron con un mercado en sus casas para subsistir por un tiempo.

Marcos Montenegro, voluntario y líder de paz que participó de las entregas, asegura que sumarse a estos espacios para ayudar a otros es una experiencia que lo llena de gran emoción: “cuando un connacional y un retornado, me mira a mis ojos y me dicen: ‘¡Gracias, Dios le pague!’, me conmuevo y me llena de alegría, pues como migrante sé lo que significa esta condición. La gente a veces cree que es uno como persona el que hace estas entregas, entonces uno les explica que son varias organizaciones las que nos apoyan en estas jornadas”.

Las entregas realizadas, bajo estrictas medidas de bioseguridad, se hicieron en los barrios El Por fin y en el barrio La Paz, ambos barrios del suroccidente de Barranquilla.

“Previamente, cada coordinador líder tiene un mapeo de la ubicación de las familias venezolanas y se elabora una lista de las más vulnerables para su entrega. Si bien no tenemos unas agendas de entregas mensuales, tratamos de cubrir los barrios con la mayor equidad posible”, agrega Montenegro.

En el grupo de beneficiarios de estos kits se encuentran mujeres gestantes y otras que acaban de tener a sus bebés en territorio colombiano. Ellas recibieron unos kits especiales compuestos por pañalera, pañales de tela, gorros, medias, pañales desechables, biberones, crema, jabón, set de corta uñas, peras nasales. Así mismo, estos kits contenían elementos de aseo personal para ellas como lo eran toallas higiénicas, jabones, pasta para dientes, desodorantes, entre otros productos.

“Las mujeres que hoy llegan nos relatan que no han podido acceder a controles prenatales, programas de planificación familiar y otros en Venezuela a causa de la difícil situación, razón por la que se vieron obligadas a huir de su país. En Colombia, se les ha dificultado el acceso a los servicios de salud; sin embargo, desde la asociación Venezolanos en Barranquilla, y en articulación con entes territoriales del Estado, la Alcaldía, Gobernación, organizaciones internacionales, agencias de cooperación y otros actores, hemos podido apoyar a esta población para acceder a la ruta de atención pertinente”, afirma Juan Viloria, vicepresidente de la asociación Venezolanos en Barranquilla.

Como una bendición, así ven las ayudas recibidas los beneficiarios de esta jornada, como es el caso de Flor Carreño, madre venezolana residente en Barranquilla.

“Como venezolana y migrante cada vez que llega un beneficio es una gran bendición, sea mucho o poco, la ayuda es la misma. En este momento de pandemia mucho más, y si esos beneficios tienen que ver con alimentación o aseo personal para nosotros son muy importantes”, cuenta entusiasmada Flor Carreño, un de las beneficiarias y receptora de los kits.

Por su parte Maryuri Mata disfrutó de este espacio y con la ayuda recibida ella, su hermano y su hijo tendrán alimentos para subsistir un tiempo. “Gracias a Dios que fui beneficiada por esos kits con alimentos, me pareció muy buena esta iniciativa que tuvieron con nosotros los venezolanos, necesitamos estas ayudas”, dice.